martes, 2 de agosto de 2016

Cruce de miradas

Nunca me ha gustado mirar a los ojos. Quizás me hacía falta encontrar unos donde quisiera quedarme a vivir. 

He conocido ojos que he querido rehuir, otros que me han invitado a bucear en ellos. Ojos que me atravesaban de lado a lado, o que me miraban de soslayo. He cruzado miradas con desconocidos en la oscuridad de un bar, entre la multitud de un concierto, desde lados opuestos de un vagón de tren. Miradas que me han transmitido la paz que nunca he sabido encontrar por mí misma, y las ganas de guerra necesarias para quererse bajo las sábanas. 

Nunca me ha gustado mirar a los ojos. 
Quizás me hacía falta encontrar a alguien que me cogiera de las manos y me hiciera quedarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario