viernes, 28 de agosto de 2015

Soy la tormenta tras la que nunca llega la calma, la arena que se cuela entre los dedos de los pies y que, por mucho que lo intentes, nunca consigues quitarte del todo. 
Soy la ola salvaje que te cala de la cabeza a los pies, por fuera y por dentro, el eclipse que no puedes mirar directamente, pero no te importa, y te ciega.
Soy el escalofrío que sientes cuando ves a la persona que te gusta, el rubor en las mejillas tras el primer beso. 
Soy todas esas cosas que no necesitas, pero quieres. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario