lunes, 24 de agosto de 2015

No sabes de mí.

(Des)conoces tantas cosas de mí que crees quererme,
pero no. 


Creo en en los besos en la comisura de los labios, en los mordiscos en el cuello, en las caricias en la cintura, en el sexo sin amor. 
Creo en tocarse hasta provocar terremotos sobre el colchón, en las duchas compartidas, en los batidos con pajitas para dos. 
Creo en las citas, en el tonteo adolescente, en cogerse de la mano tímidamente, en contar los lunares de otras pieles, en buscarnos las cosquillas.

Creo en todos aquellos que veneran los "te quiero".


Creo en ti, 
en mí,
en nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario