jueves, 9 de abril de 2015

Me he quitado las vergüenzas y he fotografiado mis defectos y, contra todo pronóstico, he encontrado algo de belleza en ellos.
Muy pocas veces he flaqueado ante el espejo hasta el punto de decir "no me gusta lo que veo, no me gusto"; pero de aquí a un tiempo no me sobra el amor propio.

Y sin embargo, aquí estoy, desnudándome a base de palabras y alguna que otra foto.
Y aquí estoy, cara a cara con la piel al descubierto, con algún kilo de más y una gran variedad de cicatrices. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario