lunes, 4 de febrero de 2013

Cuando entraste por la puerta,
se coló el fin del mundo en mi cama.

Atravesaste el umbral de los sueños que perdí hace tiempo
y me dejaste sin palabras y sin aliento. 

1 comentario: