martes, 8 de enero de 2013

No hay más

La primera y última vez que nos vimos me quedé con mil palabras en el tintero de mis labios, pero la culpa fue tuya, me callabas con besos. 

Hoy sin embargo...

...se me acaban las ganas, los recursos y los sueños, así que callaré, quizás con otros besos, quién sabe, pero no habrá más palabras ni tinta que te escriba. Enmudeceré hasta que entienda que por más que te busque no te voy a encontrar en esta habitación vacía, en esta cama fría. Enmudeceré hasta que queriendo buscarme, vengas a encontrarme. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario