lunes, 24 de diciembre de 2012

¿Lo tomas o lo dejas?

No voy a cambiar, voy a seguir siendo la misma chica que se queja de que suene el despertador y de que la luz del sol me dé en la cara cuando lo único que quiero hacer es seguir soñando contigo.Voy a seguir siendo aquella que pasa demasiado tiempo en la ducha, y cuando sale ha dejado cualquier mensaje tonto escrito en el vaho del espejo.
Tampoco voy a cambiar mis manías que pueden sacar de quicio. Voy a seguir paseándome en calcetines por casa y con ropa cuatro tallas más grandes. No me voy a molestar en peinarme, ¿para qué? Si lo único que quiero es que vengas, me abraces y me despeines. Voy a seguir canturreando aunque te piten los oídos, y voy a seguir bailando como una loca por toda la casa.
Voy a seguir con mi manía de hacer postres cuando me aburro, desde tortitas, pasando por magdalenas y terminando por tartas, así que no te abroches el cinturón del pantalón, ni te molestes.
No voy a cambiar mi tozudez ni mis enfados fingidos, más que nada porque me encanta que vengas a mimarme y a robarme algún que otro beso.

Voy a seguir siendo la misma chica que se puso roja y nerviosa la primera vez que la besaste pero que ahora se muere por volver a sonrojarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario