domingo, 23 de diciembre de 2012

A sus majestades los Reyes Magos...

Este año no he sido del todo buena, pero todo lo que me ha pasado tampoco lo ha sido, así que vamos empate. 
No os voy a pedir imposibles, que sé que eso no se os da bien, sólo os voy a pedir un pequeño deseo:

Un beso de esos que hacen que el mundo se pare, 
de esos que envidian las demás bocas. 
Un beso de esos que me hacen estremecer, 
de norte a sur, de este a oeste, de la cabeza a los pies.
Un abrazo que me quite este frío que trae el invierno,
que me arrope y me dedique sus buenas noches.
Un abrazo que me evada del mundo real, 
y que él me mire y me diga que nada irá mal. 


Sólo os pido que os carguéis la distancia de un plumazo, ¿es tanto pedir?


No hay comentarios:

Publicar un comentario