domingo, 25 de noviembre de 2012

Te espero y desespero

Hace frío, tanto que se me congelan los pedazos de alma cuando me da por llorar. Tu promesa de volver, de abrazarme y detener el tiempo, ¿dónde quedó?. Aún llevo la cuenta del tiempo que me debes, de los momentos que me robaste, del futuro que no compartimos. Y aquí sigo, junto a la ventana esperando ver como tus huellas se acercan, envidiando al vaho de mi ventana, envidiando su capacidad de huir y desaparecer. Sé que no vas a volver. He esperado y desesperado, he gritado a las paredes que ya no me escuchan, he soltado el lastre de los recuerdos que no me dejan avanzar. Hace frío, tanto que se me congelan los sentimientos que ya no tengo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario