sábado, 10 de noviembre de 2012

Claire

¿Sabéis? Todos tenemos rutinas en la vida, ya sea ir al trabajo, ir a clase o un paseo a una hora en concreto que nos gusta hacer. Es más, estoy segura de que con el paso del tiempo empiezas a notar caras que comienzan a ser familiares. En mi caso no es distinto, sólo que yo soy la misma con la que te cruzas todas las mañanas y pasa desapercibida. Soy la misma que sube la música a todo volumen para no escuchar al mundo, para crear uno propio. Soy la que tiene un estado de ánimo con complejo de montaña rusa. Soy la que sonríe cuando todo le va mal. Soy yo. Soy Claire.

La vida nunca ha sido algo sencillo, y la mía no iba a ser de otra manera. Al que dijo “es mejor haber amado y perdido que nunca haber amado” le diría cuatro cosas bien dichas. He tenido la suerte –o la desgracia según cómo lo mires- de haber amado, de una manera que hasta las palabras se quedarían cortas. Por desgracia también he sufrido –por amor y por traición- hasta notar cada pedacito de eso a lo que llaman corazón desquebrajarse lentamente. A lo largo de este tiempo he aprendido que, gracias a las risas y a las lágrimas me he convertido en lo que soy hoy. Reconozco que no soy perfecta, pero me basta con ser real. Ya no busco que me quieran, sólo quererme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario