lunes, 3 de septiembre de 2012

Para no dormir


No sé qué me pasa ni cómo solucionarlo, pero tampoco sé decir basta. A veces pienso que tiene que haber un modo, algo para avanzar, quizás coger y abandonar todo. Me haces la cabeza un lío, me vuelves loca, pero no en el buen sentido. Es como si cada vez que miro al futuro, apareces de frente, me distraes y me choco contra un muro. Un día de estos va a haber heridos, quizás porque rompa el muro o por pedacitos de mi alma por el suelo esparcidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario