lunes, 3 de septiembre de 2012

Mejor


Acaríciame con tus ideas, hazme vibrar como las cuerdas de tu guitarra y dejémonos llevar como si fuéramos mareas. Mareas que, furiosas, te atrapan y rodean, envidiosas de tu historia y sonrisa, expectantes de encontrar algún día un lugar mejor. Mejor es consumirnos poco a poco, invitándonos a jugar con las sabanas, olvidando que algún día pudimos ser un juguete roto, de alguien que no nos merecía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario