domingo, 9 de septiembre de 2012

Ella era todo y nada

Quizás su cama esté vacía, pero cada noche la llena de sueños y anhelos. Realmente no quiere compañía, el frío no es tan malo y el sueño siempre llega. Cada noche repasa en su cabeza si ha conseguido cambiar o simplemente intenta engañarse, pero han pasado muchas lunas y no halla respuesta a la pregunta. Sólo sabe que hay días que le gusta estar sola, no hacer nada ni dar explicaciones a nadie, y aunque sabe que eso es malo, no ha encontrado solución mejor a los monstruos que se esconden bajo su almohada. Quizás algún día encuentre un atrapasueños que funcione y haga de barrera frente a esas pesadillas que le atormentan algunas noches


No hay comentarios:

Publicar un comentario