miércoles, 13 de junio de 2012

Un poco de sur para perder el norte

Vuela. Deja que la cabeza no tome decisiones. Que tampoco lo haga el corazón. Haz lo que el cuerpo te pida. Deja la cabeza sobre los hombros pero no dejes que tus pies toquen la tierra. Déjate llevar por el sinfín de sensaciones que te rodean. No pienses en las consecuencias. Pensar está bien, pero no hacerlo a veces está mejor. 

1 comentario:

  1. Con un cuchillo, sobre la atalaya de un bosque, miro. Los mundos de carton y las caras maquilladas; profetas de sensaciones que son tan breves como falsas.
    La gente me odia cuando sus fuegos se apagan, "el tiempo, la distancia". -"y la cobardia del alma".
    El pensamiento salvaje, dice tanto como tanto calla

    ResponderEliminar