jueves, 2 de febrero de 2012

Llévame a ver salir el sol desde todos los portales de la luna

Súbeme la falda y cógeme con vicio.


Enfría mi espalda con el gélido mármol de la pared y haz que el resto de mi cuerpo entre en calor con tan solo el roce de tus labios.
Y ahora ya no puedo prestarte mi abrigo, ni quitarte la ropa, ni sudar contigo, ni perder la calma y decirte las cosas que nunca te he dicho.

1 comentario: