miércoles, 1 de febrero de 2012

Aún quedan vicios por perfeccionar en los días raros...

...los destaparemos en la intimidad con la punta del zapato.

Puedo volver, puedo callar, puedo forzar la realidad. Puedo doler, puedo arrasar, puedo sentir que no doy más. Puedo escurrir, puedo pasar, puedo fingir que me da igual. Puedo incidir, puedo escapar, puedo partirme y negociar la otra mitad. Puedo romper, puedo olvidar, puede comerme la ansiedad. Puedo salir, puedo girar, puedo ser fácil de engañar. Puedo joder, puedo encantar, puedo llamarte sin hablar. Puedo vencer, puedo palmar, puedo saber que sin vosotros puede más. Puede ser que mañana esconda mi voz, por hacerlo a mi manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario