domingo, 15 de enero de 2012

Ya hace algún tiempo salté y caí justo aquí

Siempre he creído que la inspiración era algo que aparecía en los peores momentos, cuando necesitaba vaciar todo lo que mi cabeza y corazón decidían guardar por amor a la autodestrucción, quizás por eso no sé qué escribir ya. Puede que haya decidido irse con todos tus recuerdos y sentimientos que tenía almacenados y han estado doliendo durante tanto tiempo. Puede que haya decidido irse contigo, para que cada vez que escribas no te quede más remedio que acordarte de la gran suerte que tuviste en conocerme y en hacer que te quisiera.
Puede que siga por aquí incluso y que no encuentre las palabras adecuadas para expresar lo que siente. Pueden ser tantas cosas que ni me molesto en intentar averiguarlas todas, si mi inspiración no trabaja yo tampoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario