viernes, 20 de enero de 2012

Es tu hora de moverte

Escóndete en mis paréntesis.
Lee las frases que susurran mis labios junto a tu oído y finge que no encuentras el secreto en los silencios. Hazme creer que sigues sin saber todo lo que siento, porque temo que te asustes con sólo hacerte una idea. Mírame pero sin perderte, no quiero que sepas que tengo mil imágenes tuyas grabadas en mi retina. No te acerques demasiado a mis labios, mi cordura es un bien demasiado preciado, pero si prometes besarme entre paréntesis, volvernos locos será nuestro secreto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario