lunes, 12 de diciembre de 2011

Abrazame y no me digas nada, sólo abrazame

Ven, abrázame. Llévate esta ola de frío que me recorre de los pies a la cabeza.
Rodeame con tus brazos y hazme sentir que estás ahí, junto a mí.
-Si me sueltas entre tanto viento, cómo voy a continuar-

No hay comentarios:

Publicar un comentario