jueves, 3 de noviembre de 2011

Pequeñas cosas

No todo lo especial tiene que tener un gran tamaño. ¿Nunca te has parado a pensar que las mejores cosas son las que pasan desapercibidas? Una mirada furtiva, una sonrisa tímida, un roce por casualidad. Todas estas cosas son capaces de hacer que tu corazón lata tan deprisa como para salirse del pecho...