miércoles, 2 de noviembre de 2011

Él

No hay nadie más que sea capaz de hacerme sonreír de una manera tan estúpida pero cargada de sentimiento a la vez. Es como si cada momento vivido a su lado, o cada gesto dedicado, fuesen razones para ser feliz. Es el único que puede hacer que el tiempo carezca de sentido y que cualquier sitio sea especial, porque cuando estoy a su lado es como si no viviéramos en el mismo mundo que el resto de la gente, cuando nos juntamos creamos el nuestro propio, con nuestros sentimientos como reyes del lugar.
No ha elegido a la chica perfecta, pero me hace serlo, porque cuando nos juntamos no existen los defectos, todo lo del otro son virtudes, y nos encantan.
Si alguien es capaz de hacerme feliz, es él, porque sabe dónde hacerme cosquillas o cómo poner mi piel de gallina. Sabe cómo me gustan los besos dependiendo de la ocasión que los acompañe y cuándo darme un abrazo si lo necesito. Por todo esto y mucho más, no existen las dudas, ni ahora, ni mañana ni nunca, y es una promesa que sé que cumpliré.¿Y sabes por qué? Porque nunca antes había estado segura de un Te quiero, como lo estoy ahora.



Me requetencantas marmotín, acabarás cansándote de oirlo, te lo prometo (: