sábado, 10 de septiembre de 2011

En ocasiones me gusta pensar, y cuando me canso, escribo.

No me gusta desconectar del mundo, pero cuando lo hago siento cómo si no fuera yo, sino otra persona. Es ahí cuando pienso, reflexiono y me doy cuenta de mis errores, de mis aciertos, de las decisiones que he tomado y las que me quedan por tomarNadie dijo que vivir fuera fácil, y mucho menos que sabríamos cómo hacerlo, sin embargo estamos hechos para caernos y volvernos a levantar, una y otra vez, hasta que conseguimos el equilibrio perfecto sobre la cuerda floja.