martes, 2 de agosto de 2011

¿Qué tal estás? Te veo bien

Quizás es hora de quererse un poquito más, de mirarse al espejo y no avergonzarse de lo que ves, de sentirte feliz de ser como eres, de sonreír en cada reflejo.

Pero esto va poco a poco, sin forzar la maquinaria. Voy a buscar tiempo para mí y para mi caótica normalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario