miércoles, 17 de agosto de 2011

El cabo del miedo

Nunca hablamos de lo ocurrido, por lo menos entre nosotros, nos da miedo supongo recordar su nombre o lo que hizo porque eso le serviría para introducirse en nuestros sueños; en cuanto a mí, ya casi no sueño con él, se que las cosas no volverán a ser como antes de que él apareciera, pero no importa. 
Porque si una persona se aferra a su pasado muere un poco cada día y yo sé que soy de las que prefieren vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario