lunes, 1 de agosto de 2011

Días y días

Hay días en los que te ves como nunca te habías visto. Te ves más guapa, más delgada, mas alta, más todo. Te parece que tus ojos se han vuelto más verdes, tus dientes más blancos y que esas malditas ojeras han desaparecido. Sin embargo, al día siguiente vuelves a la realidad, encontrándote frente a un espejo. Ves a una chica que no está mal de estatura pero ganaría con unos centímetros de mas, no le sobran muchos kilos, pero le gustaría que su cuerpo fuera de otra manera. Sus ojos no son nada del otro mundo, marrones, como la mayoría. Sus dientes no forman una sonrisa bonita y las ojeras muestran cansancio permanente en su mirada.

El espejo no miente, y todos los días ve la realidad de su reflejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario