sábado, 2 de julio de 2011

C'est la vie

No creo en el azar, ni en las casualidades, ni en las coincidencias, sin embargo me gusta pensar que si un día cualquiera te veo por la calle y me sonries, es por algo. Tampoco creo en los amuletos de buena suerte, sin embargo el día que no llevo puesta mi pulsera de lacasitos, tengo la sensación de que algo no va a salir bien. No creo en las premoniciones ni en videntes, sin embargo cuando tengo un sueño o un déjà vu que después ocurre, me gusta pensar que algo en mí cabeza se adelanta a los hechos cuando le place. Ni que decir de que no creo en el destino, no creo que estemos predestinados a nada, pero se que el día que te conocí era algo que tenía que ocurrir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario