jueves, 16 de junio de 2011

Two words

¿Para siempre? ¡Y una mierda!
Nunca debí creerme esas dos palabras, y menos saliendo se una boca que no sólo me besaba a mi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario