martes, 28 de junio de 2011

Te espero en el sitio de nunca a la hora de siempre

Puedo escribir mil y una cosas para decirte lo mucho que me gusta que me muerdas la nariz. Puedo repetirte mil veces que tus abrazos son lo que me alegran el día. Puedo susurrarte que besarte es una de las mayores tentaciones, pero es mi favorita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario