jueves, 16 de junio de 2011

Inspiración, te echo de menos

Hubo un tiempo en el que las palabras me salían solas. En ese tiempo fluían por mis venas y no paraban hasta encontrar un bolígrafo al final de mis dedos. Mi cuaderno vuelve a estar en blanco, y odio que esto sea así. ¿Y ahora qué? ¿Dónde os habeis metido? ¡Quiero que volvais!
Se ofrece recompensa a quien encuentre a mi inspiración. Tiene mi mismo aspecto, sólo que ella está viviendo la vida en algún lugar lejos de aquí y se ha olvidado de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario