martes, 21 de junio de 2011

Dime que te gusto hasta enfadada.

Sí, quizás me falte madurez.
Sí, puede que la haya perdido entre mis peluches.
Sí, puede que cuando me enfado ponga morritos y deje de respirar
Sí, puede que me guste recibir mimos cada vez que finjo estar enfurruñada.
Pero en realidad sólo quiero......que me digas que te gusto hasta enfadada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario